domingo, enero 29, 2006



Tembladeras

Pasado el mediodía salimos de Xalapa, ascendimos por las curvas que van por las faldas del Cofre de Perote.

Antes de llegar a Perote, en Sierra de Agua dejamos la carretera y tomamos por una desviación a Los Pescados. Avanzamos entre el bosque de pinos por 9 kilómetros, pasamos un pequeño puente sobre un arroyo. Pasamos el pueblo de Los Pescados. Seguimos entre el bosque, ahora por un camino de terracería. Al lado del camino hay algunos campos de cultivo.

De pronto, al fondo detrás del bosque, queda a nuestra vista la cima del Cofre, conocida como La Peña. Se alcanzan a ver algunas partes cubiertas de hielo.

Llegamos al pequeño poblado de Tembladeras, éste pertenece al municipio de Xico, uno de los 210 que conforman el estado de Veracruz. Al lado de un pequeño campo de siembra y de una arboleda está el pueblo. Un pueblo rodeado de bosque. Donde el Sol se oculta temprano por que lo cubre la cima del Cofre.

Nos estacionamos frente a la pequeña clínica de salud. Caminamos por el pueblo. Saludamos, diciendo buenas tardes, a todas las personas, niños, jóvenes y adultos que nos encontramos. Pasamos cerca de una casa donde tiene un festejo, celebran el cumpleaños número tres de una niña y lo festejan con mariachi. Se ve animada la fiesta.

Buscamos sin saber exactamente a quien. Llegamos a una tienda y encontramos a la persona que buscamos. El doctor, mi hijo, a quien acompañamos se presenta, él será el responsable de la pequeña clínica. Nos invitan a pasar. La habitación es calida, la calientan con una estufa de leña. Terminamos la conversación. Nos despedimos.

Cuando está cubriéndose la cima del Cofre de niebla, regresamos a abordar el vehículo y volvemos atravesando el bosque. Llegamos a la carretera en Sierra de Agua. Nos dirigimos hacia Perote. Nos detenemos en Perote. Mi hijo se regresa en autobús a Xalapa y seguimos el camino. El mismo trayecto que recorrimos hace dos semanas hasta llegar a la ciudad de México.

Amanecimos este día en una ciudad mediana. Luego estuvimos en un pueblo en medio del bosque. Terminamos el día, ya empezada la noche, en la inmensa ciudad de México. Tres distintas formas de vivir…

1 comentario:

Leyla dijo...

Que bonitos los lugares que aparecen en este blog tuyo
:-)
felicitaciones
fue una escapadita para quien encerrada esta entre las paredes de su oficina

besitos a la distancia