domingo, marzo 19, 2006


Oaxaca, Patrimonio Cultural de la Humanidad

Esta ciudad, que fue fundada por los conquistadores españoles, en lo que fue un puesto militar de los mexicas –Huaxayacatl, que significa en la nariz de los guajes-, que dominaban a los imperios mesoamericanos, en este caso Zapoteco y Mixteco, fue elevada a tal rango, de ciudad, por cedula real de Carlos V en 1532.

Su manufactura es de cantera verde. Por ello y por el nombre original que tuvo, también es conocida como la verde Antequera.

La conservación de la ciudad es su virtud, por ello es visitada continuamente por turistas de todo México y de todos los continentes.

Las traza de la ciudad es reticular, calles paralelas y perpendiculares, con manzanas de cien metros por lado. Sus edificios predominantemente son de una o dos plantas. Las construcciones más elevadas son escasas en Oaxaca, por ser una zona de alto riesgo sísmico. Alguien escribió que Oaxaca es una ciudad baja, como bajos de estatura son los oaxaqueños. Algún oaxaqueño dijo que la estatura no se mide de la cabeza al suelo, sino de la cabeza al cielo...



La construcción más alta es, quizá, el templo de Santo Domingo de Guzmán. Su fachada barroca muestra la laboriosidad dedicada durante su construcción. Ayer que caminé por su enfrente, vi a un grupo de tehuanas aguardando en su puerta, un grupo de turistas fotografiando su fachada, una limosina blanca esperando a la pareja que contraía matrimonio en el interior, un gringo de Phoenix, Arizona, dibujando este conjunto arquitectónico.



Por su conservación, tal cual fue construida, esta ciudad es patrimonio de todos, es: Patrimonio Cultural de la Humanidad.



Oaxaca es ciudad antigua. Además de sus edificaciones de la época colonial, cuando este territorio fue la Nueva España, aquí se conservan y se reproducen a diario artesanías que son una herencia de lo español y de lo mesoamericano, zapoteco y mixteco. Textiles, madera, palma, son los elementos de manufactura de las artesanías de Oaxaca. Estas son juguetes, rebozos, tenates –recipientes de palma- y muchas cosas más. La gastronomía merece un comentario especial.



Estoy caminando por Oaxaca, donde, como dijo el historiador Enrique Krause, late un Corazón de México...

1 comentario:

Pablito Piris dijo...

Eleonai, que bellas fotos, muy interesante la información sobre Oaxaca, parece un lugar bastante agradable. Gracias por hacernos conocer México a través de tu blog.
Saludos