domingo, mayo 01, 2011

Moles de Oaxaca



De los siete diferentes se podían seleccionar dos. El negro y el verde, una combinación quizá no afin en los colores. Exquisitos.

Previamente, saborear uno de los varios mezcales, acompañado de sal de gusano, naranja y limón.


Y para concluir nieve de leche quemada y tuna, blanco y rojo. Y al final final, café de Pluma Hidalgo. El lugar: Los Pacos, Belisario Domínguez No. 108-1, Col. Reforma, Oaxaca de Juárez.



En el Zócalo de la ciudad una promoción asegura: Se realizan sueños. Y en el kiosko una manta reclama en el Día Internacional del Trabajo: No a la reforma laboral.

2 comentarios:

W dijo...

Ashhhhhhhhhhhhhh...

Me caes tan gordo!!!!

:P

MARITINA dijo...

Te odiamos con envidia de la buena amigo!
Nunca me imagine que existiera alguien como tú, sabia de viajeros pero no que saborearan cada pedacito y cada receta de cada region de México con tanto apetito y tan buen gusto. Sería un sueño realizado para mí, el compartir uno de éstos viajes contigo algún día a un lugar muy interesante.Mhmmm! que particularidad tan padre! Ser un explorador! Suerte!