domingo, diciembre 06, 2009

Desayuno en Tlacolula


Tlacolula está a sólo 20 minutos al Oriente de la ciudad de Oaxaca. Los domingos hay tianguis -mercado prehispánico-. En los alrededores del mercado haya varias fondas o comedores. Uno de ellos es Doña Mary, en memoria de quien era conocida como Lía -María-. Su bisnieta -doña Elsa- sigue preparando los desayunos, comidas y meriendas como lo aprendio de su mamá, su mamá de su abuela y su abuela de doña Lía. Cuatro generaciones. Y ya se prepara la quinta dice con orgullo doña Elsa. Su hija Verónica estudia para cheff y aprende las recetas heredadas.

Después de un exquisito chocolate de agua con pan, lo adecuado es probar los Higaditos, guiso ligero de huevo y carne de pollo -antes, refiere soña Elsa, era con higado-. Enseguida y para acompañar un taco de chapulines.

Y luego una caminata por el mercado que se extiende en las calles aledañas a la iglesia que data de la época colonial, por algunas aceras que refieren que fueron construidas por el Ayuntamiento Popular que gobermó este pueblo de 1986 a 1989.



3 comentarios:

W dijo...

guiso ligero de huevo y carne de pollo

jajajaja

Ligerísimo mi E.....

Besos

Clarice Baricco dijo...

Bueno, es que quieres que me muera de apetito y de ganas de estar allá. Snif snif snif...


Abrazos.

Anónimo dijo...

Linda verónica, ya acabó la carrera, no?